Niki Lauda

Niki Lauda, La Determinación sobre 4 ruedas

 

Niki Lauda, 1973

Niki Lauda, 1973

La obstinación por la velocidad y la competición en pocos pilotos ha sido tan intensa como en el caso de Niki Lauda (nacido en Viena 22 de febrero de 1949, Austria) el cual decidió optar por la profesión de piloto de carreras en vez de por la “respetable” profesión de hombre de negocios como quería su familia.

 

 

 

 

 

 

 

Niki Lauda, 1974

Niki Lauda, 1974

Lauda debutó en Formula 1 en el gran premio de su país en 1971 con el equipo March, con el que tuvo que retirarse pero le valió para conseguir el asiento de titular en March al siguiente año. No obstante, sería el año 1973 el cual marcaría el punto de inflexión en su carrera al hacer un buen año con BRM , logrando un quinto puesto en Spa que atrajo la atención del Commendatore Enzo Ferrari, el cual lo fichó para la Scuderia Ferrari en 1974.  Un año más tarde se proclamaría campeón con Ferrari, repitiéndolo en 1977, reafirmando el buen ojo de Enzo al contratar pilotos.

Niki Lauda, 1974

Niki Lauda, 1974

Pero en el recuerdo quedaría su subcampeonato de 1976, en el que se ganó el respeto y admiración de todos en su duelo con James Hunt (McLaren), al resurgir del accidente de Nurburging (trazado de Nordschleife) que convirtió su coche en una bola de fuego. Pocas veces a una persona le dan la extremaunción y seis semanas después resurge literalmente de sus cenizas para volver a competir, en el mismo monoplaza que casi le arrebata la vida.

 

 

James Hunt, 1976

James Hunt, 1976

Este año marcaría uno de los pasajes más recordados en la historia de la Formula 1, teniendo su eco en el mundo del cine con la película Rush (2013), Niki Lauda lucho para ganar el campeonato pese a sus graves heridas, pero se le escapó por tan solo un punto en la última carrera en Japón (Fuji), debido a que los elementos (agua) y a un increíble (y temerario) James Hunt que se alinearon para vencerle.

 

 

 

 

 

 Lauda air boeing-767

Lauda air boeing-767

Tras plantar a Ferrari en 1977 (algo inédito hasta entonces), Lauda se retira en 1979 para fundar su compañía aérea (su otra pasión), pero McLaren logra persuadirlo para volver en 1982.

 

En 1984, Niki Lauda se coronaría tricampeón por medio punto sobre Alain Prost, y a los mandos de un McLaren, una paradoja mayúscula, quizá urdida por el destino para saldar la deuda contraída por sus agallas y pasión por competir en 1976, sin recompensa final (subcampeonato).

 

 

Lauda in the McLaren Mp4/2 (1984, Dallas)

Lauda in the McLaren Mp4/2 (1984, Dallas)

Un año más tarde pondría fin a su carrera como piloto de Formula 1, pero sin desligarse de la competición al ser comentarista y consultor de equipos como Ferrari, Jaguar o Mercedes. Tampoco obviaría su pasión por la gestión de aerolíneas,  siempre reconocible gracias a su gorra como seña de identidad (y negocio) desde su accidente.

 

Niki Lauda, 2014

Niki Lauda, 2014

 

Autor Carlos Molina

By | 2019-05-21T18:27:00+00:00 febrero 14th, 2017|Pilotos|0 Comments

About the Author: