Ari Vatanen

El Finlandés Volador

Cuando pensamos en maniobras espectaculares a toda velocidad sustentadas en la pericia y la determinación, nuestro cerebro evoca imágenes en la que solo algunos pilotos están a los mandos. Más allá del tipo de competición, uno de estos pilotos grabados en nuestra memoria es Ari Vatanen (nacido 27 de abril de 1952, en Tuupovaara, Finlandia).

La oscuridad va dando paso a una imagen que se va formando, es un amanecer en el que vemos un Peugeot 405 T16 que se desliza colina arriba, y a su paso va dejando un enfurecido rugido mientras recorre desniveles arenosos de manera fulgurante, ¡claro, es el Pikes Peak! Entonces comenzamos a visualizar claramente el on board apurando los limites de la “pista” sin vacilación. Pese al conocimiento de los precipicios que la acotan, estos son recorridos en un baile épico entre el 405 y las serpenteantes curvas, al ritmo endiablado que Ari Vatanen impone para batir el récord de la prueba (para nuestro deleite podemos recordar este pasaje, mediante el video Climb Dance)

Este equilibrio se perdió 18 meses antes en el rally de Argentina, cuando a los mandos del mítico Peugeot 205 T16 (perteneciente al añorado grupo B), sufrió un violento accidente a más de 150 km/h provocándole lesiones en los tobillos y las rodillas. Esta bestia con la que consiguió grandes victorias lo apartó para siempre de los rallies, pero años antes se coronó campeón del mundo con el Ford Escort RS 1800.

 

Ari Vatanen 1978 Rally Finland

Ari Vatanen 1978 Rally Finland

La victoria mas destacada fue en el rally de Montecarlo meses antes con el 205, aquel rally es recordado por la convicción en la victoria de Ari Vatanen, que pese a sufrir una sanción de 8 minutos cuando iba liderando la prueba, por un error de su copiloto que olvidó cambiar en su libro de ruta el retraso de cuatro minutos de la especial. Esto, lejos de desanimarle le alentó a no dar su brazo a torcer ante el Audi Quattro de Rohrl, al cual le fue recortando tramo a tramo hasta finalmente ganarle con más de 5 minutos de ventaja, una remontada que no paso desapercibida para Jean Todt  (jefe de la escudería Peugeot de rallies y actual presidente de la FIA) que declaró: “Ningún piloto había hecho tal hazaña. Sí, de verdad era de los mejores. Desde aquel día yo estoy en deuda con él para toda la vida”.

Tras su vuelta victoriosa en el Pikes Peak, Ari y Peugeot dilataron su unión para competir en el Dakar consiguiendo un tricampeonato a los mandos del 405 T16 GR (que pudieron ser cuatro títulos, si no es por el robo de su coche en una edición cuando iba líder), Ari Vatanen ganaría un campeonato más junto a Citroën.

Muchos pilotos compiten, algunos logran ser campeones, pero solo unos elegidos alcanzan el Valhalla de nuestra memoria.

 

 

By | 2017-04-13T18:08:41+00:00 marzo 13th, 2017|Pilotos|0 Comments

About the Author: